Podologia – Pie Diabético


PARA DIABÉTICOS

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por el aumento de glucosa en la sangre y como consecuencia de ello se produce una alteración en la circulación sanguínea periférica, muy especialmente a nivel de los pies. Para evitar o minimizar sus complicaciones, es muy importante observar los siguientes consejos:

  • Lavar diariamente los pies con agua templada y jabón neutro.
  • No mantenerlos mojados más de 10 minutos.
  • Secar adecuadamente  los espacios interdigitales.
  • Aplicar crema hidratante en todo el pie menos en los espacios interdigitales.
  • No usar callicidas ni ácidos que puedan provocar una quemadura.
  • El corte de las uñas será recto y es recomendable que se limen.
  • Inspeccionar diariamente los pies (un espejo puede ser de gran ayuda).
  • Los calcetines serán sin costuras, evitando tejidos sintéticos.
  • Comprobar el interior del zapato por si hubiera cuerpos extraños.
  • Los zapatos serán de piel, tacón bajo y abrocharán de forma que no compriman el pie (cordones o velcro).
  • El mejor momento para comprar zapatos es a última hora de la tarde, cuando el pie alcanza el máximo volumen.
  • Nunca se debe andar descalzo.
  • Procurar no fumar, para evitar que la circulación empeore.
  • Acudir al podólogo regularmente y ante la aparición de la más mínima lesión.